Nuevos Hábitos

Redacción: Bandera Online Foto Bandera Online /// Cod: 01.19


La única forma de cambiar un mal hábito sin fuerza de voluntad es encontrar la idea que te hace daño y reemplazarla. Solo necesitas la completa decisión de querer cambiar algo de tu vida.

Una idea que quieres cambiar: "Me encanta el alcohol, es mi amigo. Me hace feliz, me hace más gracioso. Es parte de mi personalidad"

Si eres capaz de creer en una idea nueva, el cambio de comportamiento vendrá automáticamente. La fuerza de voluntad la necesitas para ir en contra de algo que estás seguro que es real y no puedes cambiar, así que tienes que usar tu voluntad para enfrentarlo. Así como los nuevos adeptos entran en nuevas religiones y deciden creer en esas ideas nuevas.

Si avanzas hacia una nueva forma de pensar, la nueva forma de pensar avanzará hacia ti. Así que si crees que el alcohol arruina tu vida tanto como crees que te encanta el alcohol, un buen día entenderás que ya no amas el alcohol, porque no te hace feliz y arruina tu vida.

Re-imaginarnos.

Si realmente quieres cambiar y creer algo nuevo, es posible que ni siquiera necesites hacer un esfuerzo, tu deseo de terminar con el alcohol se mantendrá por sí solo. Esto sucede si realmente YA LO CREES. Pero si no es el caso, si todavía la idea de AMO EL ALCOHOL sigue siendo la que domina, es posible que debas usar tu voluntad para CREER que no lo amas, creer que te arruina. Un buen ejercicio es encontrar a alguien que admires y descubras en qué cree esa persona. Los libros son una gran manera de hacer que esto suceda.

Es el primer paso para arrancar una idea raíz como ("el alcohol es divertido") y cambiarla por otra ("el alcohol es una estafa"), es comenzar a crecer esa nueva idea, como una planta, no renacerá en minutos, pero si la cultivas, va a florecer. Si lees textos que hablan de lo malo del alcohol, si lees otros textos donde hablan de lo mucho que disfrutan la vida las personas que no toman, si poco a poco haces las cosas que hacen las personas que no disfrutan el alcohol y además asumes los hábitos que tienen, inevitablemente un día despertarás creyendo que sencillamente, el alcohol es malo. Tu mismo puedes "manipularte", lavar tu cabeza.

Después de eso es posible que un día te digas cosas como: ¿A que horas comencé a hacer ejercicio?, ¿cuándo comencé a dibujar, a tejer, a escribir? ¿por qué me interesa ahora la nutrición y perdí peso?, Seguramente es porque en el camino de creer en esa nueva idea, comenzaste a creer en otras que se parecen a ella. No todo será genial, pero la mayor parte lo será.

Si pones en práctica este camino, te darás cuenta que no necesitas usar fuerza de voluntad desde el momento en el que tu mente decide creer en esa idea. Cuando crees algo nuevo, no necesitas mucho esfuerzo.

​Anoche en la ducha, estaba pensando en este ensayo, que he estado tratando de escribir durante semanas. Trato de ser ligero y calmado con la mayoría de las cosas, pero esto realmente me asombra. Saber que puedo decidir en qué creer. Solo me repito cada día "Vamos a morir", "Dame algo mejor para creer".


Redacción: Bandera Online Foto Bandera Online /// Cod: 01.19

Contenido Creado en www.tiendabandera.com


Si encuentras un error en este Website, por favor infórmanos para corregirlo aquí