¿CÓMO LIDIAR CON UN MANIPULADOR EN LA OFICINA?

Redacción Tienda Bandera /// Foto Bandera Online /// Cod: 12.17


Si has sido empleado, enfrentaste a un manipulador al menos una vez. Generalmente nadie avisa o informa al jefe porque siempre termina en represalias. Muchas empresas promueven a los manipuladores porque aparentan ser efectivos en su trabajo, pero su comportamiento tiene altos costos para la productividad y daños para los empleados de la empresa. Cuando no se puede lograr que los jefes intervengan, es útil contar con métodos propios.

Las formas de manipulación laboral son miles. Aquí mencionamos algunos consejos para enfrentar manipuladores de una forma efectiva, incluso si eres un junior. Si no resuelves el tema, por lo menos recuperarás el control y no te quedarás sufriendo en silencio mientras decides que hacer en el futuro.


Mucha atención especial es sospechosa


Los manipuladores generalmente no pelan el cobre al comienzo. A menudo se muestran como aliados o amigos, necesitan acercarse para descubrir tus puntos débiles. Son expertos en evaluar qué empleados son lo suficientemente sofisticados y seguros de sí mismos y cuáles son fáciles de avergonzar y además pueden ser útiles en sus fines.

Es emocionante si un colega o un jefe se interesa en ti, pero si has escuchado cosas aterradoras sobre este personaje, es sensato proceder con precaución. Si alguien te trata como su favorito, pero incluye pequeños actos y palabras que te hacen sentir mal contigo mismo, te menosprecia cuando hablas con los demás, o te presiona para que actúes en contra de tus propios intereses y te mantengas en su lado positivo, seguramente estás enfrentando a un manipulador.

Hay personas que constantemente señalan imperfecciones y errores de una manera que parece útil al principio, pero que finalmente debilita tu confianza. Con el tiempo, el afectado comienza a dudar de sus propios instintos y a actuar como el compinche del manipulador en lugar de defender sus propias causas.

Cuando la persona más débil reconoce lo que pasa, generalmente ya tiene problemas para separarse de su colega manipulador y reconoce que perdió una gran cantidad de estatus y peso con sus compañeros. Puede ver que su credibilidad y su propia imagen fueron dañadas, y se le hace difícil recuperar su equilibrio o influencia, a veces termina dejando la empresa.


Odian el enfrentamiento público


A veces, la única forma de exponer las maniobras de un manipulador es enfrentándolos en el momento. Puede ser difícil hacer esto si eres un novato. Cuando alguien tiene la habilidad y el ingenio para poner al manipulador en conocimiento de que su comportamiento ha sido detectado, está mostrando a los colegas que es posible intervenir y mantener seguros a los demás mientras avanzan en el negocio.

Un manipulador puede levantar las cejas con aparente sorpresa, sacudir la cabeza repetidas veces, y al final encogerse de hombros, como para indicar a sus compañeros que lo que alguien está diciendo es absurdo sin que esa persona lo vea y poner en duda lo que esa persona dice sin decir una palabra.

Si usted nota comportamientos así, puede preguntarle directamente al manipulador: "¿hay algo que quisiera agregar? Parece que no está de acuerdo con lo que acabamos de escuchar. ¿Quería contrarrestar la conclusión o alguno de los detalles, o se siente cómodo con el informe? Seguramente negará tener ningún desacuerdo, y se sentirá incómodo al ser puesto en evidencia.


Niégate a guardar secretos o a llevar razones


Se directo y mantén tu lugar. Los manipuladores pueden tratarte como al amigo de confianza, dándole información sobre los errores de otras personas, como si solo usted tuviera la capacidad para entender lo que es importante. No se deje llevar por la adulación. Pida aclaraciones: "No estoy seguro de entender lo que quiere decir. ¿Porqué me estás diciendo esto? ¿Qué es lo que me estás pidiendo que haga?" Cuando un manipulador no se siente cómodo con el conflicto directo, intenta que otros transmitan sus mensajes, los que teme ofrecer. En lugar de dejar que haga eso, puedes mostrarle la manera frontal que debería asumir. Un ejemplo: "Has sido claro en que no te gusta cómo él manejó el conflicto de su equipo. Lo mejor es reunirnos los tres para que pueda explicarle su preocupación, y luego puedo trabajar con él en la gestión de su equipo." Si el manipulador entiende su propio patrón de comportamiento y recibe apoyo para cambiar, es mucho menos probable que descargue situaciones incómodas en los demás. Si tu posición es superior a la del manipulador, lo mejor es comenzar un plan de acción correctiva, utilizando enfoques conductuales concretos positivos como los anteriores hasta que abandonen sus hábitos inapropiados o los eliminen. Y si tienes menos poder o influencia sobre el manipulador, por lo menos podrás protegerte y minimizar el impacto negativo tanto en ti como en el resto de la organización, mientras estés dispuesto a permanecer en tu compañía.



Redacción Tienda Bandera /// Foto Bandera Online /// Cod: 12.17

Contenido Creado en www.tiendabandera.com


Si encuentras un error en este Website, por favor infórmanos para corregirlo aquí